El doble discurso “progresista”: Cristina Fernandez de Kirchner y Bachelet reciben a Uribe

06.Ago.09 :: Batalla de ideas

Tanto en Chile como en Argentina, las presidentas recibieron a Uribe. La de Argentina sólo le expresó su “preocupación” por las bases yanquis. La de Chile directamente declaró que Colombia tiene derecho a esa decisión como país “soberano”.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, se reunió este miércoles con su homóloga argentina, Cristina Fernández, en la Casa Rosada, sede de gobierno, como parte de su gira suramericana para intentar justificar la instalación de bases militares estadounidenses en su territorio.

Luego del encuentro que duró más de una hora, Uribe se dirigió brevemente a la prensa desde Buenos Aires, donde expresó que “tratamos temas bien importantes” con la presidenta argentina.

“Agradezco el espacio de diálogo que me dio la Presidenta y expreso un afectuoso saludo al pueblo argentino”, se limitó a decir Uribe antes de abandonar la Casa Rosada, para continuar su gira relámpago por siete países de la región.

El mandatario colombiano llegó al país poco antes de las 16H00 locales y fue recibido por el canciller argentino, Jorge Taiana, en el Aeroparque metropolitano de Buenos Aires.

El objetivo de la visita de Uribe fue justificar la decisión de su gobierno de permitir el uso por parte de Estados Unidos de bases militares en Colombia, lo que ha sido rechazado por países como Brasil, Venezuela y Bolivia.

El Gobierno argentino no informó sobre su posición ni sobre el contenido del encuentro.

Tal como informaron medios internacionales, mientras se desarrollaba la reunión, decenas de personas expresaron frente a la Casa de Gobierno su repudio por la visita del mandatario colombiano.

“Basta de terrorismo de Estado en Colombia”, “¡Fuera Uribe!”, rezaban los carteles que portaban miembros de la comunidad colombiana convocados por la representación del partido Polo Democrático Alternativo (PDA) y entidades de derechos humanos.

Los manifestantes criticaron en particular el acuerdo que Uribe está negociando con Estados Unidos para permitirle a ese país el uso de bases militares. Dijeron que el mismo se ha convertido en punta de lanza de los intentos de desestabilización de la nueva Latinoamérica que nace.

A pesar de que Colombia pertenece a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), donde se convocó el Consejo de Seguridad para tratar el tema del aumento de la presencia militar estadounidense en ese territorio, Uribe adelantó que no asistirá a la próxima cumbre, que se celebrará el 10 de agosto en Quito, Ecuador.

El mandatario colombiano inició su gira relámpago el martes en Perú y Bolivia, y continuará este miércoles su gira en Paraguay y el jueves proseguirá en Brasil y Uruguay.